Archive for the ‘Prensa’ Category

Ñuñoa Somos Tod@s!!! Miércoles 11 a las 19.hrs en la Pérgola de Pza Ñuñoa.

Ñuñoa Somos Tod@s!!!!

Miércoles 11 a las 19 hrs, en la Pérgola de Pza Ñuñoa… vamos a rescatar el espacio público con actividades artísticas, culturales y de encuentro social y familiar….

El video a continuación corresponde al contacto en directo que sostuvo Chilevisión esta mañana con representantes de l@s vecin@s… El miércoles 11 debemos alzar nuestra voz tod@s junt@s!!!!

NOTICIA DE ÚLTIMO MINUTO!!!: MAÑANA EN DIRECTO POR CHILEVISIÓN 7:25 DESDE LA PÉRGOLA!!!

Se convoca a tod@s quienes puedan asistir mañana lunes 9 a la pérgola de la Pza. Ñuñoa, pues a las 7:25 de la mañana Chilevisión cubrirá en directo la denuncia de los vecinos y organizaciones.

Es nuestra oportunidad para difundir masivamente la aberración que el Alcalde está impulsado con la licitación de este ícono de la comuna para convertirlo en un restaurant.

Ñuñoa Somos Tod@s!!!!

Vecinos acuden a la Contraloría por instalación de restaurante en medio de la Plaza Ñuñoa

El municipio decidió entregar a un privado el tradicional sector de la Pérgola para que se instale un local, lo que es rechazado por los vecinos.

3 de mayo.- fuente EMOL

Esta es la maqueta del proyecto que convierte la tradicional pérgola del sector sur de Pza. Ñuñoa en un Restaurant

SANTIAGO.- Agrupaciones ciudadanas recurrieron hoy a la Contraloría para que se pronuncie sobre la legalidad de la autorización que concedió el municipio para que se instale un restaurante en medio de la Plaza Ñuñoa.

Los vecinos adoptaron la medida luego de que la alcaldía, a través del concejo municipal, aprobara licitar el sector de la Pérgola, ubicado en la parte sur de la plaza, para que se instale un restaurante por una concesión de 30 años.

Dicha estructura -que data de 1948 y es utilizada para tocar música o realizar actos artísticos-, quedó muy deteriorada tras el terremoto, por lo que la intención del municipio sería que un privado se encargara de repararla.

Sin embargo, una de las vecinas que hoy presentó el recurso ante la Contraloría, Danae Mlynarz, criticó la decisión del municipio, la que calificó como “arbitraria”.

“Nos parece que una decisión con respecto a qué hacer con un bien de uso público que beneficia a todos los vecinos no debería tomarse entre cuatro paredes, sino preguntando a la gente que usa ese espacio”, señaló Mlynarz, presidenta de la agrupación “Mujeres de Plaza Ñuñoa”.

Añadió que “no estamos hablando de un negocio que dura dos años, es entregar una parte de la plaza por 30 años a la explotación de un privado”.

La dirigenta indicó además que el pasado 24 de abril realizaron una consulta ciudadana, donde el 98% de los vecinos se manifestó en contra de la medida.

En cuanto al recurso que presentaron hoy ante la Contraloría, explicó que éste cuestiona la legalidad del procedimiento mediante el cual el municipio adjudicó la concesión, ya que habría contravenido algunos puntos de la base de licitación.

Si tienen éxito con esta acción, los vecinos pretenden que se pueda declarar nulo el proceso y que el municipio acceda a revertir su decisión. “Nosotros entendemos que si el proceso ya fue licitado y adjudicado la única forma de echar pie atrás es que haya una irregularidad”, explicó.

Añadió que “la idea es que no se licite a nadie y que el municipio se haga cargo de reparar los daños del terremoto, y quizás poner una sala de exposiciones, pero que sea un espacio del que el municipio se haga cargo y que no lo entregue a la explotación privada”.

ver publicación original: http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=479515&fb_comment_id=fbc_10150231650744974_17024788_10150231664429974#f327dcc741191d2

Conflicto en Ñuñoa: Vecinos acusan concesiones a espaldas de la ciudadanía y clientelismo de alcalde Sabat

2 de mayo.- Radio Uchile

La construcción de un restaurante privado donde hoy se localiza la pérgola de la Plaza Ñuñoa es sólo el último de los conflictos entre el alcalde Pedro Sabat y los vecinos de la comuna, quienes acusaron un permanente impulso privatizador del alcalde, clientelismo al interior del municipio e incluso violencia.

Fuerte se mantiene la lucha de los vecinos por recuperar la emblemática pérgola que data del año 1948, ya que el espacio que hoy ocupa será concesionado por 30 años a una empresa privada para instalar un restaurante. La operación se aprobó el 9 de marzo y los vecinos la conocieron a finales de abril, cuando la decisión ya estaba tomada, por lo que presentaron un recurso de ilegalidad en el municipio contra el alcalde Pedro Sabat. Pero antes, en 2008, el conflicto lo gatilló la concesión del Parque General Gorostiaga, un espacio público donado a la comunidad por una vecina de la zona antes de fallecer y que fue entregado para la construcción de un gimnasio privado, pese a que el alcalde afirmó, incluso, que en el terreno se construiría un consultorio municipal, lo que nunca se concretó.

Julia Rioseco, presidenta interina de la Junta de Vecinos Nº6 Parque Gorostiaga, sostuvo que “en ambos casos, los vecinos nos informamos una vez que estaba todo listo, cuando estaba decidido. Ha sido súper fuerte, porque no nos imaginamos que el alcalde pudiera volver a concesionar un espacio público a espaldas de la ciudadanía. Es todavía más grave, porque la Plaza Ñuñoa es un ícono patrimonial”. En este sentido, Moisés Scherman, de la Red Ciudadana por Ñuñoa, acusó una verdadera “marea privatizadora de espacios públicos impulsada por el alcalde”.

A los dos casos anteriores se suma la pérdida de la plaza detrás de la municipalidad, donde se están construyendo tres subterráneos de estacionamientos y un patio de comidas, además de la llamada “Clínica Ñuñoa”, que podría ser entregada a una licitación.

Ésta se está construyendo de forma ilegal, señaló Scherman, ya que el Consejo Municipal no aprobó los fondos. Pero pese a la poca participación de la ciudadanía, el alcalde Sabat se mantiene en su posición, siendo reelecto año tras año. Para Scherman esto sólo se explica a través del asistencialismo y la falta de políticas municipales de protección social: “Todo el sector sur de Ñuñoa, donde están los sectores más populares, depende absolutamente de las dádivas del alcalde. No hay políticas municipales de protección social, los beneficios son entregados a dedo por el alcalde a través de una política de clientelismo. Y la persona que no lo apoya, pierde el paquete de alimentos, el regalo de Pascua, las vacaciones, los paseos. Así funciona”, cuestionó. Los vecinos afirmaron que no tienen cómo defenderse de estas conductas, ya que el alcalde está amparado por la ley orgánica de municipalidades.

El dirigente de la Villa Olímpica, el documentalista Jaime Díaz Lavanchy, indicó que “la legislación impide que la comunidad se pueda hacer escuchar por alcaldes que, amparados por la ley, convierten a los municipios como el de Ñuñoa en un feudo, en un fundo, y ellos son dueños y amos absolutos”. Díaz ha denunciado violencia por parte de la guardia de seguridad del alcalde Sabat en un Concejo Municipal, donde recibió golpe que incluso rompieron parte de su equipo audiovisual, con el cual realizaba un documental sobre la reconstrucción en la Villa.

Más información en audio http://radio.uchile.cl/noticias/112779/

Manuel Guerrero: “Decidí ser concejal para democratizar la comuna y juntar mayorías para sacar a Pedro Sabat”

Es un hombre joven, de maneras suaves y trato amable. Al verlo tan tranquilo y pacífico, cuesta creer que a sus 40 años haya vivido tanto. Sociólogo de profesión, guitarrista desde niño y político desde siempre, Manuel Guerrero tiene una historia que va mucho más allá de su condición de hijo de uno de los profesionales asesinados por la dictadura militar en el tristemente famoso “caso degollados”.

Fuente: “Los Perros Callejeros

Manuel Guerrero es un hombre que vivió dos exilios. El primero fue a los seis años, cuando debió huir a Europa junto a sus padres, escapando de la cacería de opositores que caracterizó a la dictadura. Era 1976 y su papá había sido detenido por el Comando Conjunto y estuvo desaparecido. La familia logró liberarlo e iniciaron un periplo que se extendió hasta 1982, cuando regresaron a Chile. Para él, esa época está marcada por el desarraigo cultural y familiar, pero desde la experiencia de un niño que vivió en la clandestinidad, pasó por muchos colegios y tuvo que aprender variados idiomas. Sin embargo, tiene buenos recuerdos de una cierta estabilidad familiar.

Ya convertido en un adolescente, tuvo que huir otra vez en 1986. Habían pasado diez años desde su primera salida, y sin duda las cosas eran muy distintas. En 1985 secuestraron y mataron a Manuel Guerrero padre, y al año siguiente la víctima fue él mismo, cuando oficiales de la CNI lo golpearon y le quebraron la nariz. Gracias a Amnistía Internacional salió hacia Suecia, donde debió convivir con refugiados de todo el mundo: “Ese exilio fue una ocasión para darme cuenta de que yo mismo estaba dañado, que necesitaba un tiempo de recomponerme, de volver a entregar un sentido a la vida más allá de las pérdidas que había tenido”.

¿Cómo recuerdas tus estudios en el Colegio Latinoamericano de Integración? Estuviste ahí en el periodo que separó tus dos exilios.

Cuando volvimos a fines del ’82, después del primer exilio, entré a un colegio municipal. Yo había estudiado guitarra clásica y venía con una mezcla de idiomas, porque me había ido a los seis de Chile y alcancé a hacer la mitad de primero básico, y afuera aprendí húngaro y ruso. Llegué acá con acento, pero el lenguaje universal es la música y así pude incorporarme y hacer amigos en un país que yo no conocía. Tenía once años, y entré al ISUCH (Instituto Secundario de la Universidad de Chile), que es donde hacen su enseñanza básica y media quienes estudian en la Facultad de Artes de la Chile; yo seguí estudiando guitarra clásica allá. Era plena época de las protestas nacionales. Yo llegué en diciembre del ’82, cuando fue la primera Marcha del Hambre, después vinieron las protestas del ’83-’84. Yo ya venía con una conciencia de izquierda, entonces me metí a las protestas, a organizar centros de alumnos –que no habían-, y me echaron del ISUCH. Entonces llegué al Latinoamericano porque mi papá era inspector y le dieron una beca de funcionario. Ahí había una realidad muy distinta; yo llegué de uniforme y con el pelo corto, zapatos lustrados, y ahí todos eran de pelo largo. Por primera vez en mi vida escuché a Sui Generis… me acogieron de manera muy cariñosa, y así entré en contacto con la trova, empecé a componer canciones. Me metí a la cultura de la peña, de Eduardo Gatti, todo un mundo muy rico que me permitió conocer otras amistades e incorporarme al movimiento estudiantil secundario.

Fue en esa época cuando Manuel entró al movimiento estudiantil secundario. Como vivía en Ñuñoa, se integró a la Unión de Secundarios de la Zona Oriente. Todos los estudiantes se agrupaban en la Coordinadora de Enseñanza Media, madre de la Federación de Estudiantes Secundarios (FESES). Sin embargo, Manuel no pudo participar. Debido a su delicada situación, arrancar y salvar su vida era prioridad.

¿Cómo era esa primera articulación, donde tú participaste?

Era precioso. Estábamos en dictadura, yo no lo volvería a repetir; preferiría mil veces que hubiésemos estado en democracia, pero dentro de lo que era la lucha, sabiendo que nuestras reuniones en la Jota eran los días domingo y el lunes teníamos la asamblea de enseñanza media, no sabíamos quién iba a llegar vivo al domingo siguiente. Así de fuerte era la dictadura, entonces no había un proyecto hacia adelante, todo era semana a semana, porque no sabías qué iba a pasar contigo. A pesar de la crueldad de la sociedad, fue un momento muy intenso, de gran camaradería, de participar en un movimiento social mezclándose con pobladores, con los mapuches… siendo una experiencia dictatorial, fue una experiencia de mucha libertad que, excepto por lo que viví en la época de la caída del Muro, no lo he vuelto a vivir. Recuerdo con mucho cariño a mis compañeros y amigos de esa época, fundamentalmente de la Jota, de la JS, de la Izquierda Cristiana y de la Juventud Rebelde; eran gente maravillosa.

FAMILIA E IDEOLOGÍA

Además de ser hijo de un dirigente comunista, Manuel vivió su primer exilio en Hungría, país alineado con la Unión Soviética. “Hice de segundo a quinto básico allá, y fui pionero, que son como los scouts de los países socialistas. Fui pionero de pañoleta azul –que eran los más chiquititos- y alcancé a tener mi pañoleta roja, en quinto, pero ahí nos fuimos”. Una vez en Chile, su contacto con las protestas era el de cualquier ciudadano. Vivir cerca del Pedagógico, influyó en sus primeras salidas combativas hacia el régimen militar, en las que se participaba sin ningún tipo de articulación. A los 14 años cuando una amiga lo invitó a militar a las Juventudes Comunistas. Entró a la base Mario Benedetti y militó hasta los 18 años. A esa edad se retiró.

¿Te desvinculaste definitivamente?

Me salí en la RDA. Primero empezó la perestroika en la Unión Soviética, y yo me salí un poco del ghetto de los chilenos. Empecé a tener diferencias fuertes con el Partido, porque yo consideraba que nosotros, como revolucionarios, teníamos que hacer la revolución en cualquier lugar. Ahí había una oposición del Partido Comunista chileno; los viejos me dijeron “no te metai en huevás, a nosotros nos preocupa botar la dictadura en Chile”. Y yo les dije “yo no estoy en Chile, estoy acá y me voy a meter con mis amigos alemanes”. En ese sentido fui un disidente. Me salí de la Jota y tuve un tiempo medio “ultrón”, estuve como medio año metido en un grupo trosko de Berlín Occidental, y después de la caída del Muro me metí a un grupo antifascista para cazar nazis en las calles.

A esas alturas, Manuel estaba viviendo el segundo exilio en la República Democrática Alemana, donde terminó el colegio. “Estuve en la caída del Muro… viví distintos fenómenos histórico-sociales muy importantes del siglo XX y participé de ellos”. Después de la caída del Muro, enfrentó la crisis personal que le significó ver derrumbarse el socialismo. “Ahí me retiré de las militancias, me fui a estudiar teatro y música a Suecia. Cuando a los 23 volví a Chile con mi esposa y mi hija -en el ’95- volví a tomar contacto con el mundo de izquierda, siempre ligado al Partido Comunista porque de ahí viene mi familia, pero no he vuelto a militar en el partido”.

¿Tienes alguna otra militancia?

Participo en colectivos de memoria, en organizaciones sociales, en el movimiento Nueva Izquierda, dentro del Juntos Podemos, por cierto. Eso es lo que hago, pero mi ruptura con el PC fue en el ’89.

¿Qué importancia le atribuyes a la influencia de tu papá en tu militancia y tus convicciones políticas?

Mucha importancia. Pero en mi caso, la socialización que hizo mi papá no fue tan política. Yo he tratado de rescatar recuerdos de cuando mi papá me metió la política en la cabeza… y no. A través de la cultura él me volvió una persona de izquierda, y mi mamá también. El hecho de que yo haya estudiado guitarra era porque en la casa escuchábamos a Víctor Jara, por ejemplo. Que yo empezara a escribir poesía era porque leíamos a Antonio Machado, a Miguel Hernández, a Pablo Neruda. A través de la cultura yo me fui llenando de una perspectiva política, pero excepto por mi participación en los pioneros –todos los niños éramos pioneros en Hungría-, nunca me influenciaron tan directamente, y cuando entré a militar a la Jota, mi papá lo tomó por sorpresa. Cuando le avisé quedó con un poco de estado de shock. Me dijo “¿Tan chico entraste a militar a la Jota?”, y él había entrado a los 13, así que no podía decirme nada. Ahora, para mi biografía personal es importante que entré a la Jota antes de que mataran a mi papá, porque fue una decisión personal. O sea, cuando pasó su secuestro y asesinato, yo ya era un militante, era dirigente estudiantil. Alcancé a hacer una trayectoria propia en la militancia y no fue mecánico, fue una decisión libre, pero evidentemente dentro de un contexto familiar y cultural y de clase social en el cual yo me siento parte y muy orgulloso.

Tú y otros familiares de las víctimas del “caso degollados” presentaron una carta pidiendo la renuncia de Iván Andrusco a la dirección de Gendarmería. ¿En qué quedó todo?

Organizamos marchas frente al bandejón central frente a La Moneda. Fueron las primeras marchas políticas contra Piñera. Nosotros hacíamos ese recorrido en la Alameda en la época de la dictadura, para exigir justicia. Fue muy duro convocar y que llegara gente, pero la presión social que logramos ejercer, gracias también a que tuvimos salida rápida en los medios de comunicación, gracias a que diputados como Hugo Gutiérrez nos apoyó. También nos apoyó Tucapel Jiménez, él es de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados. Fuimos al Congreso, a todas partes y Piñera tuvo que sacar a Andrusco por haber estado involucrado en el “caso degollados”, por haber sido un encubridor y porque nosotros consideramos que no pueden haber violadores a los Derechos Humanos de funcionarios públicos en el Estado. Fue una pelea que nos dio susto perder, pero dio mucha satisfacción y nos demuestra que sólo con movilización social en Chile se logran objetivos de este tipo.

¿Qué opinas del “indulto Bicentenario”?

Estoy completamente de acuerdo con la posición de la AFEP (Asociación de Familiares de Ejecutados Políticos), de familiares de Detenidos Desaparecidos y de los abogados de Derechos Humanos. Como sociedad tenemos que propugnar es que funcionen los tribunales de justicia en forma autónoma y que se ampare a las víctimas, y que en los casos de crímenes de lesa humanidad se investigue, se castigue a los culpables y se dé reparación a los familiares de las víctimas. Cuando hay terrorismo de Estado, los crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles de acuerdo al Derecho Internacional, y en los poquitos casos que se ha logrado que cumplan pena –no son más de cuatro decenas de personas que están cumpliendo condena por todas las violaciones a los Derechos Humanos de diecisiete años de dictadura-, dejen que cumplan su condena. Tienen que cumplirla; eso lo dictaminaron los tribunales, ellos tuvieron abogados defensores y se ganó en Estado de Derecho. Yo estoy contra el indulto porque es una figura presidencial que me parece medieval y creo que la Concertación debió haber derogado el indulto, y si se mantiene no puede ser para violadores a los Derechos Humanos, porque se le hace un daño no sólo a la justicia, no sólo a los familiares de las víctimas, sino que también a los perpetradores. Que cumplan su condena completa y que después salgan libres. Pero no antes.

ÑUÑOA Y EL CONCEJO MUNICIPAL

Cuando volvió a Chile, Manuel estudió Sociología en la universidad ARCIS y posteriormente obtuvo un doctorado en Filosofía Política y Axiología en la Universidad de Chile. Paralelo a sus actividades académicas, decidió que su participación, ahora alejada de las militancias partidistas, fuera un poco más activa. Así, fundó un colectivo de memoria llamado Ciudad Elefante, que funciona hasta el día de hoy; también entró al movimiento Nueva Izquierda y empezó a trabajar con el Juntos Podemos (ahora Frente Amplio de Izquierda). Ahí es cuando decidió dar el salto y presentarse a las elecciones municipales. Manuel declara: “decidí ser concejal de Ñuñoa para democratizar la comuna y juntar mayorías para sacar a Pedro Sabat, que es un alcalde que está ahí desde el período de la dictadura”. Sigue leyendo

Corte acoge reclamo de concejales en contra de alcalde Sabat por construcción de clínica en Ñuñoa

9 de septiembre 2010

La Corte de Apelaciones acogió el reclamo de ilegalidad que seis concejales de Ñuñoa presentaron en contra del alcalde Pedro Sabat (RN), por la adjudicación de un millonario contrato para la construcción con recursos municipales de una clínica concesionada a privados.

Jaime Castillo (DC), José Labbé (UDI), Manuel Guerrero (Juntos Podemos), Maya Fernández (PS), Pablo Vergara (PPD) y Claudia Vera (RN) presentaron el recurso.

Los concejales acusan la aprobación, sin autorización del concejo municipal, de 4.600 millones de pesos para construir una clínica municipal que luego sería entregada en concesión. Según indican, Sabat contó solo con los votos de José Luis Rosasco (RN) y Andrés Zarhi (RN) en apoyo al proyecto.

Las autoridades acusan al edil de cometer una ilegalidad al no someterse a la votación del concejo, y una segunda al firmar un contrato que compromete fondos municipales sin contar con el financiamiento.

Enfatizan que los recursos municipales deberían usarse en la reconstrucción tras el terremoto del pasado 27 de febrero y no en el proyecto de clínica.

Además, Sabat habría ocultado que la construcción de la clínica no cuenta con la aprobación de los ministerios de Salud y Planificación y “entregó información falsa al concejo respecto del monto total del proyecto, aminorando su valor real”, según indica el recurso acogido por la Corte.

Fuente: Radio Universidad de Chile

COMUNICADO DE PRENSA: Anuncian acciones ante la Contraloría y en la Cámara de Diputados

Denuncian irregularidades detectadas por la Seremi Minvu en tramitación de PRC La Reina y existencia de un oportuno “telefonazo” para que aquella función pública lo aprobara ayer viernes en forma express. Dentro del apuro, no se estableció en el PRC el riesgo geológico de la falla activa de San Ramón.

(Santiago, sábado 4 de septiembre de 2010).- En las dependencias del ex Congreso Nacional hoy a las 11,00 hrs. el diputado Enrique Accorsi con el presidente de la Fundación Defendamos la Ciudad y con representantes de movimientos ciudadanos de las comunas de La Reina, Ñuñoa, La Florida y Peñalolén dieron a conocer los ORD. Nº 3914 y 3915, ambos del 30 de agosto de 2010, de la Seremi de Vivienda y Urbanismo, dirigidos a la Organización Amigos de La Reina y Fundación Defendamos la Ciudad, respectivamente, en los cuales se describen las irregularidades contenidas en la modificación al PRC de La Reina, instrumento normativo que debía aprobar su remitente. En razón a que ayer viernes se convocó a la prensa para dar a conocer tales documentos, alguien, emulando al presidente Piñera, utilizó la práctiva del llamado telefónico para que la Seremi Minvu lo aprobara ayer mismo en forma express, pretendiendo así boicotear la Conferencia de Prensa prevista para hoy.

Las organizaciones ciudadanas, ante este comportamiento público tan lenitivo, le solicitaron al diputado Enrique Accorsi, quien presidía la Conferencia de Prensa, que se investigue en la Cámara de Diputados, la forma de aprobación de ese PRC y que, por la gravedad latente de la falla de San Ramón, se hagan a la brevedad  los estudios geológicos necesarios con el propósito de que ese riesgo quede graficado en el PRC.

Patricio Herman de Defendamos la Ciudad manifestó: “Hay un cúmulo de situaciones irregulares que ese municipio debió resolver y otras tantas serán representadas por nosotros ante la Contraloría General de la República, en atención a que la Seremi sectorial optó por no pronunciase sobre ellas. A modo de ejemplo, los planos los firmó una funcionaria incompetente. Entre otras cosas, la municipalidad de La Reina utilizó criterios discrecionales para validar retroactividad normativa, lo cual, hasta un alumno de 1er año de Derecho sabe que ello no existe en los países civilizados. También reiteradamente se hace mal uso del término “asimilar” para regularizar cambios arbitrarios en la clasificación de las vías. En síntesis, observamos que dicha Seremi fue muy condescendiente con esa municipalidad, lo cual es indicativo que el nuevo gobierno de Piñera, autodenominado del cambio, por lo menos en el ámbito de  vivienda y urbanismo, es tan permisivo,  por no decir falto de carácter, como los anteriores de la Concertación”.

Pedro Davis de la Coordinadora Vecinal  La Reina expresó : “Una vez más el Alcalde Montt con la complicidad del Concejo Municipal, ha pasado sobre la comunidad al evacuar de manera express (3 días) las más de 15 observaciones que la Seremi de Vivienda le hiciera recién el 30 de Agosto pasado. Esta práctica de resolver entre cuatro paredes y entre gallos y medianoche temas sensibles para la comunidad es la que ha generado el más amplio rechazo de los habitantes de La Reina. Esperamos que, con la intervención del diputado del distrito Enrique Accorsi, se de comienzo a una investigación de todo el proceso de modificación del PRC con la idea de que exista finalmente la transparencia. Mientras tanto seguiremos juntando firmas para exigir que la aprobación de las referidas modificaciones sean plebiscitadas entre todos los vecinos de La Reina.” Sigue leyendo