Carta Pública a Señora Perla Seguel Directora de Organismos Comunitarios Municipalidad de Ñuñoa

Ñuñoa, 30 de septiembre de 2010
Señora

Perla Seguel

Directora de Organismos Comunitarios

Municipalidad de Ñuñoa

Presente

Señora Directora:

En mi calidad de miembro de la Comisión Electoral de la elección de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Ñuñoa, la que fuera determinada por el 1er. Tribunal Electoral de Santiago, me permito hacerle llegar esta carta, de la que haré llegar copia a las autoridades de la Comuna, como también a la mayor parte de los Dirigentes sociales de Ñuñoa.

En primer lugar no me haré cargo de una serie de acusaciones y comentarios acerca de actuaciones que Ud. habría tenido para con algunas organizaciones y sus dirigentes. No puedo hacerme cargo por razones éticas, ya que he tomado conocimiento de ellas por terceras personas, lo que no me permite, personalmente, dar fe de ellas.

De lo que si puedo afirmar es acerca de un episodio en el que me cupo participación el día 4 del presente, día de la elección en comento.

Al llegar a votar dos señoras, representantes de la Junta de Vecinos Poeta W. Espejo y ante la consulta de una de ellas –la Presidenta de la JV- acerca de que se votaba,  le pregunté personalmente, quien la había convocado a votar   a lo que ella respondió textual: la señora Perla Seguel.

Con sorpresa y molestia le señalé que Ud. es funcionaria y que, en esa calidad nada tenía que hacer en una elección de dirigentes, por lo  que haría la denuncia de este hecho a la Contraloría General de la República. Esto le hizo ponerse muy nerviosa y trató de señalar a otra persona, pero ya todos habíamos escuchado claramente lo que declaró.

Pienso que quizá allí están los dos votos nulos que arrojó el escrutinio de la elección.

Pero hubo otros hechos  notables que ocurrieron en el proceso de la elección desde su comunicación a los dirigentes.

El primero fue la participación de una Directora de una Junta de Vecinos en la Comisión y que no tenía derecho a participar de ella; aquí no se puede negar que ella fue dirigida ya que tenía un discurso muy bonito. Me recordó la fábula de la ranita y el alacrán…

Luego, y desde el primer día, noté que existía un veto sobre mi persona para que tuviese la menor participación en el proceso electoral. Me explico; un amigo común conversó con otro de los miembros de la Comisión Electoral para pedirle su voto para mí, en el cargo de Presidente de la misma. Y este así lo comprometió.

Llegado el día de la constitución de la Mesa de dicha Comisión, se pudo constatar que tres de las personas elegidas ya estaban reunidas con un funcionario directivo de ese municipio.

Luego me quedó claro el porqué.

La misma persona que había comprometido votar para que yo presidiera la Comisión propuso a aquella persona, quien en forma ilícita se había presentado para integrarla. Extraño, por decir lo menos.

Luego, cuando la persona citada renunció, hubo una vehemente oposición de dos de los otros tres miembros de la comisión a que se me eligiera Presidente de la Comisión. ¿¡!?

Pero después hubo un hecho de gran significación en este proceso eleccionario y para quienes participamos en él.

Una vez consumados los vetos y temores, nos pusimos a trabajar y, entonces, allí, todos nos dimos cuenta que podíamos concordar y trabajar y que no había trampas en lo que hacíamos y decíamos.¡ Podíamos estar de acuerdo!.

Esta situación me hizo cambiar el enfoque  de esta carta y es esa la razón por la que la hago pública: si una situación viciosa la pudimos transformar en virtuosa, nada nos impide hacer lo mismo con el quehacer entre los dirigentes y los funcionarios del municipio.

Ante la parálisis que afecta a algunos dirigentes, quienes, si no reciben instrucciones no saben actuar, un grupo de dirigentes hemos iniciado una serie de actividades de capacitación.

Esto no significa, de ninguna manera, que propiciemos un paralelismo con la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, todo lo contrario; debe hacerse por este conducto, debe ser programado en conjunto con ella.

Pienso que si somos capaces de capacitarnos estaremos en mejores condiciones de trabajar, no sólo en nuestras organizaciones sino, también con el municipio quien encontrará como interlocutores a dirigentes capacitados, con vuelo propio y con los conocimientos necesarios para hacer más eficiente y más económico el accionar mancomunado con el municipio.

Todavía hay una sensación de bochorno en algunos dirigentes al recordar que, en la constitución de la Directiva de la Unión Comunal de JJ VV, aquella que el Tribunal ordenara cesar en sus funciones; algunas dirigentes llegaron, al igual que en la actual Directiva, con claras instrucciones de a quien elegir…, salvo en el caso de la Vicepresidencia, para lo que no tenían instrucciones y, entonces, en un alarde de obsecuencia, una de ellas propuso que ese cargo lo ocupara también la Presidenta… hoy sí tenían claro quien no debía ser Vicepresidente.

Quienes creemos que debemos estar más y más capacitados, persistiremos en el esfuerzo, lo que entrega la oportunidad de aprovechar recursos y experiencias comunes para ser mejores dirigentes.

Piénselo.

Todos sabemos y decimos que en Ñuñoa no sobra nadie, a pesar de las afirmaciones de algunos funcionarios directivos de la Comuna que afirman que ésta debe ser una comuna con un piso mínimo ABC2.

Un reciente estudio de la Universidad Católica señala que algunas comunas, entre las que está Ñuñoa, se debe incorporar a niveles de bajos ingresos para evitar la segregación. Por paradoja, el único Comité de Allegados de Ñuñoa (de la Población Rosita Renard) quien habría tenido resuelto su problema habitacional, pudiendo permanecer viviendo Comuna, de la noche a la mañana, ven que el terreno que se les asignaría, se le hizo entrega a una Fundación.

Para ello, para poder participar cada vez más empoderados, necesitamos capacitarnos.

De todas formas, aquellos que estamos empeñados en hacer capacitación, porque entendemos su valor, seguiremos en este afán, y ponemos a disposición del municipio nuestros recursos humanos y los conocimientos respectivos.

Sería un desperdicio no coordinarnos en pos de un objetivo que beneficia a Ñuñoa, de allí que le invitamos a trabajar todos juntos: Alcalde, Concejales, Dirigentes y funcionarios.

Ese es el desafío que debemos enfrentar.

Atentamente,

Víctor Zúñiga C.

Presidente J.V. Eusebio Lillo;

U.V. 14.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: